Magdalenas

Recetas de magdalenas caseras

Magdalenas de naranja

La razón por la que me gustan las magdalenas sobre otros postres, es que son muy fáciles y rápidas de hacer, se pueden añadir los ingredientes adicionales que quieras para darle sabor, y son un desayuno, merienda y cena perfectos con un café.

Generalmente se suele mezclar los ingredientes secos por un lado y los húmedos por otro, y juntarlos al final, es super sencillo. Y como truco os diré que hay que mezclar la masa lo justo, sólo hasta que los ingredientes se combinen. De esta manera, las magdalenas tendrán una miga tierna, y una textura suave.

Magdalenas de naranja

Cuando están recién hechas, estas magdalenas tienen un sutil sabor a naranja. Después de unas horas, el sabor será más potente. Y junto con la naranja se pueden añadir varios complementos que van bien, como chispas de chocolate, arándanos, frambuesas, pasas o nueces.

Si quieres un sabor a naranja más intenso, puedes aumentar la cantidad de zumo de naranja. Aunque prefiero el sabor de la mantequilla en esta receta, sin duda se puede utilizar aceite en su lugar, lo que hará que las magdalenas estén aún más húmedas y esponjosas. Además, cuando se utiliza aceite, las magdalenas se mantienen más frescas durante un día más.

Para decorar las magdalenas, se puede hacer un glaseado de azúcar con zumo de naranja, lo que le aportará todavía más sabor a naranja. Sólo hay que mezclar azúcar glas con un poco de zumo de naranja, hasta que tenga una consistencia semi-líquida.

Ingredientes para hacer 12 magdalenas:

  • 1 naranja, cortada en cuartos con piel y sin semillas
  • 125 ml de zumo de naranja
  • 1 huevo grande
  • 100 gr de mantequilla o margarina
  • 215 gr de harina de trigo
  • 150 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Direcciones:

Precalentamos el horno a 200º C y preparamos una bandeja para magdalenas con los moldes de papel colocados.

Ponemos la naranja en cuartos en un recipiente junto con el zumo de naranja, y lo trituramos hasta que se forme un puré. Añadimos el huevo y la mantequilla, y lo volvemos a mezclar de nuevo.

Mezclamos en otro recipiente la harina, el azúcar, la levadura en polvo y el bicarbonato, y luego lo incorporamos a los ingredientes húmedos, mezclándolo de nuevo hasta formar una masa homogénea.

Con esta masa llenamos los 3/4 de cada molde, y lo introducimos en el horno precalentado durante 20 minutos. A los 20 minutos comprobamos si están hechos. Para ello, lo pinchamos en el centro con un palillo, y si sale seco es que están.

Sacamos las magdalenas del horno y dejamos que reposen hasta que enfríen completamente.