Magdalenas

Recetas de magdalenas caseras

Magdalenas de plátano

Las magdalenas son uno de esos productos que permiten incorporar un montón de ingredientes diferentes como por ejemplo rellenos de mermelada, chocolate o frutas como el plátano, receta que vamos a enseñaros a hacer en esta entrada.

Para elaborar estas deliciosas magdalenas, necesitarás estos ingredientes:

  • 400 gramos de harina de repostería.
  • 3 plátanos maduros grandes.
  • 300 gramos de azúcar.
  • 150 gramos de mantequilla.
  • 2 huevos grandes.
  • 1 ½ sobre de levadura.
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Para la cobertura
  • 40 gramos de azúcar moreno.
  • 15 gramos de mantequilla.
  • 15 gramos de harina de repostería.
  • Un poco de canela.

Modo de elaboración

Magdalenas de plátano

Precalentaremos el horno a 250 grados y tamizaremos la harina y demás productos secos. Pondremos todos los ingredientes de la cobertura, los batimos muy bien para que se integren todos ellos y los reservaremos.
Por otro lado pondremos la harina, la sal y la levadura y también lo reservaremos.

En el vaso de la batidora pondremos los plátanos maduros cortados en trozos y el azúcar y lo trituraremos todo hasta que quede una masa con cierta consistencia. Derretiremos la mantequilla en el microondas, batiremos los huevos y lo incorporaremos a la masa de plátano y lo volveremos a batir todo.

Para que queden mejor las magdalenas, se recomienda dejar que la masa repose al menos durante una hora en la nevera, sobre todo para que la levadura haga correctamente su trabajo.

Una vez haya reposado la masa, comenzaremos a rellenar los moldes de las magdalenas un poco más de la mitad y por encima le pondremos un poco de la mezcla de cobertura que tenemos reservada desde el principio.

Meteremos los moldes al horno durante unos 15 minutos y comprobaremos con un palillo si están hechas correctamente. Sacaremos del horno, dejaremos que enfríen y ya estarán listas para comer.

Consejos

La razón del por qué hay que subir el horno hasta los 250 grados es que cuando metamos las magdalenas la temperatura bajará notablemente, por lo que debemos hacerlo rápido y permitir que la masa se haga entre los 180 y los 200 grados.

Nunca hay que abrir la puerta del horno mientras se están haciendo las magdalenas porque de lo contrario éstas no subirán, ni lo harán más. Solo se puede abrir cuando las magdalenas estén doradas, de lo contrario arruinaremos la receta.

No debemos desmoldar hasta que no estén completamente frías porque se pueden romper.

Y con esto ya estará listo este fantástico postre. Me encantan para desayunar. Y además dejan un aroma estupendo en toda la cocina. ¡Recuerda que en nuestra página tienes muchas otras formas de hacer unas ricas magdalenas caseras!