Magdalenas

Recetas de magdalenas caseras

Magdalenas de naranja y chocolate

Hay muchas recetas de magdalenas de naranja y chocolate, pero ninguna es como esta. quedan jugosas, esponjosas, y con una mezcla deliciosa de naranja y chocolate negro.

Es super fácil de hacer y los resultados finales son magníficos. El secreto es utilizar un jugo de naranja natural, a ser posible recién exprimido. No hay comparación con el jugo de naranja comprado.

Magdalenas de naranja y chocolate

De todas las combinaciones posibles, la de naranja y chocolate negro es una de mis favoritas. Y eso se refleja en esta receta.

También puedes utilizar chips de chocolate blanco o una mezcla de los 3 chocolates. Y si te han parecido pocos, siempre puedes añadir más cantidad.

Ingredientes para 18 magdalenas:

  • 250 gr de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita bicarbonato de sodio
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 200 gr de azúcar
  • 60 gr de aceite de girasol
  • 360 ml de jugo de naranja natural
  • 2 cucharadas de ralladura de naranja
  • 1 huevo, batido
  • 100 gr de chips de chocolate negro

Método de elaboración

Encendemos el horno y lo ponemos a una temperatura de 200º C con calor por arriba y por abajo. Preparamos los moldes de papel y los disponemos en los huecos de la bandeja. También los podemos hacer directamente en la bandeja, engrasándola previamente.

Combinamos los ingredientes secos en un recipiente grande: harina, polvo de hornear, bicarbonato, sal, azúcar, y la ralladura de naranja.

Mezclamos los ingredientes húmedos en un bol pequeño: aceite, juego de naranja y huevo.

Juntamos los ingredientes húmedos con los secos, mezclándolo hasta que apenas se combine. La masa será bastante delgada.

Incorporamos los trocitos de chocolate y los repartimos con ayuda de una espátula de silicona. Vertemos esta masa en los moldes o en los huecos directamente, y lo introducimos en el horno que estará caliente.

Dejamos que se horneen durante 20 minutos, o hasta que estén doradas por la superficie. Para comprobar que están bien hechas por dentro, las pinchamos con un palillo, y si sale limpio, es que están hechas. Si no, podemos dejarlas unos pocos minutos más y volverlo a comprobar.

Sacamos las magdalenas del horno y dejamos que enfríen durante 5 minutos en la bandeja, antes de transferirlas a una rejilla de metal para que enfríen completamente antes de comerlas.

 Al día siguiente, los sabores se potencian, por lo que te recomiendo que esperes para comerlos, si puedes. Y si las metes durante unos segundos en el microondas, el chocolate se reblandecerá y estarán increíblemente deliciosas.